Director de Datos, perfil en alza dentro de las empresas

  En el nuevo y cambiante entorno que trae la era digital, la información se ha convertido en un activo prioritario dentro de las empresas. Los datos que adquieren los negocios no paran de crecer exponencialmente y en periodos de tiempo cada vez más cortos. Esto hace que las empresas tengan que priorizar la gobernanza y la calidad de los datos, para que esta información repercuta favorablemente en la estrategia de negocio. Es por esto que cada vez son más las empresas que incorporan la figura del Director de Datos o Chief Data Officer (CDO). Según un informe de la consultora tecnológica Gartner, en 2019 el 90% de las grandes organizaciones contará con un CDO. Alan Duncan, director de investigación de la consultora, considera que el CDO será el embajador de la nueva cultura de la toma de decisiones basada en hechos y evidencias. El CDO nace para garantizar la correcta interpretación de datos. Para ello, se encarga de analizar, clasificar y convertir volúmenes masivos de información en estadísticas que permitan establecer modelos predictivos y prescriptivos, para así mejorar la toma de decisiones y optimizar el rendimiento de la empresa a través de los datos. Se trata de un perfil tecnológico con carácter multidisciplinar que actúa como máximo responsable de la gestión de los datos. En algunos casos conviene determinar hasta qué punto  comparte funciones con los directores de otras áreas de negocio o con el  Chief Information Officer (CIO).  El CDO, no obstante, no solo debe entender las necesidades de negocio, también  ser el impulsor de una plataforma de gestión de datos, como uno de los principales activos...

Marketing + Calidad de Datos = Éxito

Estamos en una constante carrera hacia la búsqueda del éxito, del mejor cliente, la mejor oportunidad, el mejor momento y lo que está claro es que ganará quien resulte más innovador, con mejores ideas y esté mejor cualificado. La calidad ya debería estar implícita en cualquier campaña de marketing, así que si nos basamos en esta teoría, hablar de la fórmula “Marketing + Calidad de Datos = Éxito”, debería entenderse como redundante; pero lamentablemente cuando se lleva a la práctica no siempre se cumple esa teoría. Basándonos en que el marketing se sustenta en tres pilares fundamentales, de los cuales el primero es tener definido un público objetivo, conocer de primera mano sus necesidades y gustos; el segundo es tener una buena estrategia de campaña y el tercero es la rentabilidad; sabemos que en el momento que uno de estos pilares falle, todo se viene abajo. Tras analizar los resultados obtenidos de las experiencias con nuestros clientes, vamos a plasmarlos con un ejemplo de una acción desarrollada por el departamento de Marketing de una gran empresa: “El departamento de Marketing ha desarrollado una excelente idea y decide lanzar una campaña publicitaria; es el momento perfecto, los clientes han sido seleccionados minuciosamente de esa base de datos cualificada, en la que no falta ni el más mínimo detalle de sus gustos necesidades y preferencias. La campaña se difundirá por las principales redes sociales; estará presente en televisión, radio y con páginas a todo color en prensa y revistas de mayor prestigio; además de una campaña de e-mailing, también se realizarán dos envíos postales de un magnífico obsequio a lo largo...

UNA BUENA BASE DE DATOS, ESLABÓN VITAL PARA EL ÉXITO DE UNA EMPRESA

Como empresarios, siempre consideramos imprescindible dar un buen servicio a nuestros clientes, tener el mejor producto al mejor precio, seleccionar al personal idóneo para cada tarea, y definir muy bien nuestros objetivos. Todo eso resulta fundamental para tener éxito en nuestro negocio, pero, ¿qué pasa si nuestras bases de datos no están bien? Parece un detalle minúsculo al que no le damos mayor importancia, pero una base de datos mal hecha, nos puede salir muy caro. Que los productos no lleguen, que lleguen repetidos, que no sepamos a dónde reclamar los pagos, un nombre mal puesto, una dirección incompleta… y todo lo demás no sirvió para nada. El mejor call-center no sirve de nada si no tiene bien guardados los nombres y números de teléfono. El mejor producto para tu e-commerce, se pierde si no llega a la dirección adecuada. Si las facturas no llegan a los clientes, los pagos se retrasan. ¿Necesitas más ejemplos? Conviene seguir las recomendaciones de José Trinidad Hernández, consultor experto en MyDataQ de DEYDE, que nos da los tips para tener impecables nuestras bases de datos: Homogeniza la forma de escribir los nombres. No admitas abreviaturas. Pide siempre el nombre completo (si tiene dos nombres, incluye ambos).  En las direcciones, da opciones cerradas y completa el dato. Que siempre incluya el tipo de vía (calle, paseo, avenida,…). Que no falte la población y especial atención al nombre de la provincia. No olvides nunca el código postal. En cuanto a los teléfonos, pide siempre el prefijo telefónico. Escribe completas las direcciones de e-mail. Así se evita el error de que la función de autocompletar ponga...